Seleccionar página

IDENTIFICACIÓN LECHAZO

El acto final del proceso de control en la producción de lechazos, es la calificación de las canales en manos de un veedor del Consejo que coloca una etiqueta de control por lechazo calificado. Estas etiquetas de control recogen: el logotipo del Consejo, un número correlativo de control y la fecha de sacrificio. Además se colocan cuatro vitolas en cada extremidad, por cada lechazo calificado y etiquetado.

En las vitolas también figura la fecha de sacrificio, el logotipo del Consejo y un número correlativo de control. Esta operación se realiza siempre en un matadero o sala de despiece inscrita en el Registro de mataderos y salas de despiece. Estos lechazos sólo pueden ser comercializados por aquellos Operadores Comerciales que hayan suscrito el contrato correspondiente con el Consejo Regulador.

Este proceso nos ayuda a identificar al animal y a la ganadería de origen, garantizando al consumidor la auténtica calidad de los lechazos de Castilla y León.